De la pobreza al Poder

Q195.00

Existió alguna vez en Guatemala una honorable dama con los ojos vendados, que sostenía una balanza en su mano izquierda y en su mano derecha una espada ceñida a su cuerpo; vestía con decoro una túnica blanca que le cubría los tobillos y con sus sandalias aplastaba la víbora de la injusticia. A esa bella y respetada dama, los abogados la conocimos y llamamos “JUSTICIA” y aprendimos a amarla y respetarla, tanto en las aulas universitarias, como en nuestro diario actuar en nuestros bufetes y en los tribunales de justicia. Pues resulta que esa dama, se quitó la túnica, la venda de los ojos, tiró por un carajo la balanza y se convirtió en una vil prostituta -con el perdón de quienes ejercen esa vieja profesión-. Esa cualquiera es constante y en forma gratuita reiteradamente violada y abusada por extranjeros y nacionales por igual. Se terminó literalmente tragando la serpiente que pisaba y a través de ella escupe el veneno de la injusticia a placer, protegiendo y negociando impunidad con los poderosos y destruyendo a quienes nos atrevimos a soñar y sacar la cabeza o a los que incomodan su agenda. La violan desde el más alto tribunal de “justicia”, hasta los “gatos” más insignificantes que tienen el privilegio de legislar o impartir justicia. Enarbolando como estandarte, en forma vergonzosa, la espantosa imagen de esa “justicia”torcida y cruel, éste libro narra la historia de un guatemalteco que Dios decidió naciera en los últimos círculos de pobreza de este pequeño país centroamericano, y quien basado en una lucha tesonera e incansable trabajó por más de cinco décadas, logrando metas académicas, financieras y empresariales tan notables, que motivaron que un día se convirtiera en un obstáculo y amenaza para los intereses de poderosos personajes, quienes haciendo uso de esa “prostituta” a placer, lograran la destrucción de la vida civil, moral y económica del autor. Usted se impactará al leer de lo que es capaz una estructura de poder, conformada por personas responsables de órganos encargados y obligados al “control” y aplicación de “justicia”; ellos con descaro y total impunidad hicieron exactamente lo contrario, ante la complacencia y aplauso de órganos internacionales de Derechos Humanos de la talla de la CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS -CIDH- y ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS -ONU-

Categoría:

Descripción

Existió alguna vez en Guatemala una honorable dama con los ojos vendados, que sostenía una balanza en su mano izquierda y en su mano derecha una espada ceñida a su cuerpo; vestía con decoro una túnica blanca que le cubría los tobillos y con sus sandalias aplastaba la víbora de la injusticia.

Información adicional

Autor

Sergio Hernandez

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “De la pobreza al Poder”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.