El Visitador

Q45.00

La historia se inicia en 1587, cuando corren los rumores sobre el pirata inglés Drake, quien saqueaba barcos españoles en el Mar Caribe. Por esta razón, las autoridades españolas dieron orden para que se capturara al inglés; la principal pista era una viuda española que vivía en una hacienda situada cerca del mar. Las autoridades españolas creían que esta mujer le daba alojamiento a Drake; cuando la viuda se enteró de que era perseguida, huyó de su hacienda y se refugió en una choza de pescadores.                                                                                                                                 Uno de los soldados de la cuadrilla encargada de la captura de la viuda era Andrés Molinos; el soldado Molinos, tras muchos días de búsqueda y ya cansado de no hallar a la sospechosa, escuchó el ladrido de un perro, que lo guió a una choza en donde encontró una mujer agonizante al lado de un niño. La mujer hizo un esfuerzo para decirle al soldado que cuidara al pequeño, y que le dejaba lo suficiente para poder darle una buena educación. Molinos enterró a la dama y se hizo cargo de su hijo, que se llamaba Francisco

Categoría:

Descripción

La historia se inicia en 1587, cuando corren los rumores sobre el pirata inglés Drake, quien saqueaba barcos españoles en el Mar Caribe. Por esta razón, las autoridades españolas dieron orden para que se capturara al inglés; la principal pista era una viuda española que vivía en una hacienda situada cerca del mar. Las autoridades españolas creían que esta mujer le daba alojamiento a Drake; cuando la viuda se enteró de que era perseguida, huyó de su hacienda y se refugió en una choza de pescadores.                                                                                                                                                                                  Uno de los soldados de la cuadrilla encargada de la captura de la viuda era Andrés Molinos; el soldado Molinos, tras muchos días de búsqueda y ya cansado de no hallar a la sospechosa, escuchó el ladrido de un perro, que lo guió a una choza en donde encontró una mujer agonizante al lado de un niño. La mujer hizo un esfuerzo para decirle al soldado que cuidara al pequeño, y que le dejaba lo suficiente para poder darle una buena educación. Molinos enterró a la dama y se hizo cargo de su hijo, que se llamaba Francisco.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.